Hombre enloquece y destruye archivos de Bulgákov

EFE




Alexandr Morózov, cuya vivienda se encuentra justo encima de la institución, destruyó casi la mitad de los archivos del museo dedicado al literato ucraniano

El museo moscovita dedicado al escritor Mijaíl Bulgákov vivió un episodio digno de El maestro y Margarita cuando un vecino supuestamente enajenado y sus secuaces causaron destrozos por valor de más de 100 mil dólares.

Svetlana Kóstina, directora del museo abierto en el apartamento que ocupó Bulgákov en los años 30, comunicó hoy a la prensa que “el demente” destruyó casi la mitad de los archivos del museo dedicado al literato ucraniano (1891-1940).

El responsable del destrozo fue identificado como Alexandr Morózov, cuya vivienda se encuentra justo encima de la institución, contra la cual libra desde hace años una guerra sin cuartel.

El vecino, según la prensa, es un perturbado al que molestan las visitas al museo y odia al escritor, cuya novela más conocida, El maestro y Margarita, presenta un Moscú en plena era soviética enloquecido por la visita de Satanás, cuyos secuaces desencadenan el caos y hacen acabar en el manicomio a varios personajes.

Morózov irrumpió en el local en la madrugada del sábado 23 en compañía de su esposa, su hijo y otras tres personas, según la versión divulgada de los hechos.

Tras encerrarse en la habitación donde estaban los archivos, arrojaron por la ventana fotos, cuadros, documentos, esculturas, equipos de oficina y todo cuanto encontraron a su paso.

La policía, avisada por los empleados del museo, se personó en el lugar pero no pudo detener a Morózov, ya que los médicos de una ambulancia que acudió previamente lo evacuaron por considerar que denotaba signos de demencia.

“Podremos restaurar más de la mitad de las muestras, pero hay pérdidas irreparables, sobre todo obras pictóricas”, dijo Kóstina a la agencia rusa RIA Nóvosti.

El museo, instalado en el apartamento que Bulgákov (1891—1940) describe en El maestro y Margarita como el lugar donde se hospeda Satanás durante su visita a Moscú, destaca por las excursiones nocturnas que ofrece a los admiradores de la novela, considerada una de las obras maestras de la literatura soviética.

Pese a ello, la novela, cuya escritura empezó en 1928, no se editó en la Unión Soviética hasta 1966, veintiséis después de la muerte de su autor, y ha sido calificada como “el quinto Evangelio, el de Satanás” por los clérigos más integristas de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

En vida, el novelista y dramaturgo tuvo que afrontar la crítica oficial durante el estalinismo por sus obras a partir de La guardia blanca.

El hecho de presentar un retrato favorable de un grupo de militares antibolcheviques durante la guerra civil y la falta de un héroe comunista en esa novela pusieron a Bulgákov en la mira de las autoridades, que le prohibieron publicar desde comienzos de los años 30 por considerar inaceptables sus sátiras de la sociedad soviética.

Comments

Popular posts from this blog

Todo sobre Fernando Baez

El saqueo cultural de América Latina llega a Uruguay

Los diez asesinatos de libros más grandes de la historia