Skip to main content

Posts

Showing posts with the label Argentina

Sigue éxito de El Saqueo cultural de América Latina en Argentina

Dejando atrás envidias, ataques y violencias verbales, la obra de Báez se mantiene como una referencia en la listas de ventas de Random House en Argentina, y los grupetes nos dicen que la comitiva de Chavez compró incluso este texto durante su visita a Casa del Libro, en Madrid, hace unas semanas. La nota de hoy habla por sí misma.

Nueva edición argentina de El saqueo cultural de América Latina

Para alegría de quienes lo respetamos y admiramos, un nuevo libro del macanudo ex-Director de la Biblioteca Nacional de Venezuela Fernando Báez llega a Argentina y las notas han sido estupendas. Por ejemplo la Agencia Télam ha destacado sus temas: Buenos Aires, 5 de julio (Télam).- En su flamante ensayo "El saqueo cultural de América Latina", el investigador venezolano Fernando Báez aborda un período histórico de quinientos años que abarca desde el saqueo físico del patrimonio cultural tangible hasta los años de la destrucción del patrimonio intangible de los pueblos latinoamericanos. Desde el descubrimiento de Cristóbal Colón, el continente latinoamericano se ha visto sometido a todo tipo de saqueos y atropellos, de hecho el oro, la plata, el cobre, el carbón, el aluminio, el hierro, el gas y el petróleo son elementos que han cautivado a los conquistadores mucho más que la posibilidad de asomarse a una nueva cultura y desentrañar los misterios ocultos del continente.

Cuando quemaron la Biblioteca Vigil en Argentina

Sin terminos exactos para nombrar esta experiencia de despojo sufrido por la cultura local, una rosarina escribió la historia y el presente de la biblioteca popular. Un acto para recordar a la institución y sus socios se realizará este domingo con la presencia de Osvaldo Bayer La Biblioteca Popular en pleno funcionamiento durante los 60 y los 70. Galería de Imágenes La Biblioteca Popular Constancio Vigil podría considerarse un desaparecido más. Este enfoque es el que Natalia García le dio al ensayo “Los contrabandistas de la Vigil”, por el que recibió un premio en el Concurso Latinoamericano Fernando Báez, en el que participaban escritos relacionados a la destrucción de instituciones culturales. A 30 años de la desintegración de la cooperadora, la biblioteca y la editorial que conformaban este proyecto educativo, que trascendió las aulas por su carácter abierto, progresista y participativo; esta joven de 30 años, rosarina, profesora de Ciencias de la Educación y actual miembro de la

Revista Eñe entrevista a Fernando Báez

D esde hace ya siete o diez meses largos, la obra de Báez publicada por Sudamericana ha ido llegando a las librerías de la calle corrientes en Argentina y poco a poco ciertos grupos las leen con fervor o indiferencia. Aunque en honor a la verdad es imposible encontrar su novela El traductor de Cambridge, publicada en Lengua de Trapo, o su Historia de la antigua biblioteca de Alejandría. Casi ningún medio argentino ha eludido una confrontación con las tesis de Báez, que proponen una revisión de las causas profundas de los fenómenos de la destrucción cultural, no sólo de los libros. También ha provocado debate la persecución que sufre por parte de las misiones diplomáticas de Estados Unidos en el mundo. La última entrevista que he podido conocer la hizo Clarín en su revista EÑE. Vale la pena: http://www.clarin.com/suplementos/cultura/2007/02/03/u-01356463.htm

Quema de libros durante la dictadura militar en Argentina

El 24 de marzo se cumplirán treinta y un años del Golpe militar que derrocó al gobierno peronista en 1976. Es un aniversario que sirve para recordar una vez más a los desaparecidos, a los asesinados, a los torturados y exiliados. También para señalar que la dictadura militar tuvo un plan para exterminar a la oposición que no sólo consistió en persecución y muerte, sino en la ejecución de una estrategia para el vaciamiento económico y cultural de la sociedad. Texto de Marcelo Massarino U na de las tantas atrocidades que cometieron los militares y sus cómplices civiles fue la quema de libros que no comenzó en la Argentina del ’76, pero que en el marco de esa política represiva fue para el Proceso una práctica “purificadora” del ser nacional. También hubo otros fuegos que encendieron quienes temían una represalia por tener una biblioteca que los inquisidores podían calificar como “subversiva”. Otro recurso fue tirar libros en inodoros y pozos ciegos o el enterramiento como destino de la l